Calvicie

Calvicie

La calvicie es muy común y afecta hasta el 50% de los hombres antes de que lleguen a la edad de 50 años. El tipo más común de calvicie, es la de patrón masculino, denominada como tal, porque el proceso de pérdida de cabello sigue un patrón muy distintivo. El pelo comienza a desaparecer primero en la coronilla de la cabeza formando gradualmente una calva. Al final de este proceso, un hombre se queda con un anillo de cabello en una forma distintiva de herradura alrededor de los lados y detrás de la cabeza. La calvicie de patrón masculino es también conocida como alopecia androgénica.

Propecia
Propecia de los laboratorios Merck para combatir la calvicie y estimular el crecimiento de cabello. Aquí puede comprar Propecia original, de marca online en España. Compra segura y rápida
Descripción del Producto

Causas de la calvicie

La calvicie de patrón masculino es sufrida por los hombres que tienen una sensibilidad genética a los andrógenos en particular. El andrógeno en cuestión se llama dihidrotestosterona (DHT) y es un subproducto de la testosterona. Los folículos del pelo de los hombres que son genéticamente sensibles a la DHT se reducen una vez el DHT circula en la sangre, hasta el punto en que ya no es posible el crecimiento de nuevo cabello. Esto no quiere decir que los folículos del pelo han muerto, sino simplemente que ya no son capaces de desempeñar su papel.

El tratamiento para la calvicie

La calvicie de patrón masculino no es curable en este momento, pero hay una gama de opciones de tratamiento disponibles para los hombres para ayudarles a gestionar, controlar y reducir los efectos de la caída del cabello. Hay otros tratamientos que se pueden conseguir sin receta en forma de lociones y cremas, a menudo estos tratamientos no son muy eficaces, a pesar de ser relativamente baratos .La cirugía también es una opción, aunque es muy cara y por lo general requiere repetir los procesos. Sólo hay un medicamento recetado para tratar la pérdida de cabello, y es Propecia, clínicamente probado para detener el proceso de pérdida de cabello y estimular el nuevo crecimiento del pelo.